¿Para quién es este método?

Para personas con enfermedades crónicas que se manifiestan a nivel físico y que intuyen que podría haber un vínculo entre sus emociones y su enfermedad física, ya sea fibromialgia, enfermedades autoinmunes como Crohn, lupus, psoriasis, artritis reumatoide, Hashimoto, etc. u otras dolencias crónicas o repetitivas, con o sin diagnóstico conocido. Hombres y mujeres bienvenidos.

Es para ti si...

  • Padeces una enfermedad física crónica
  • Intuyes de algún modo que tu enfermedad puede tener relación con tu estado emocional anterior al diagnóstico (revisa los 6 meses anteriores) o actual
  • Deseas recuperar el equilibrio no solo a nivel físico, sino también emocional
  • Estás dispuesta/o a mirar hacia adentro, a emprender un proceso de transformación personal y a hacer cambios en tu vida
  • Buscas un tratamiento que aborde de forma conjunta lo corporal, lo emocional y los patrones mentales inconscientes
  • Buscas un espacio donde aprender a escuchar tu cuerpo y adquirir herramientas corporales y emocionales para estar mejor
  • Necesitas movilizar el cuerpo o hacer ejercicio para frenar el avance de la enfermedad, pero de un modo adecuado para ti
  • Estás dispuesta/o a hacerte un hueco para ti en tu vida para escucharte y cuidarte (si no lo haces ahora, que tu cuerpo te lo pide a gritos, ¿cuándo?)

No es para ti si...

  • Padeces una enfermedad mental (hay otros métodos más adecuados para ti, escríbeme y te cuento)
  • Incluso después de venir a mis charlas gratuitas, crees que es un disparate que tus emociones anteriores al diagnóstico o actuales puedan estar influyendo en tu enfermedad
  • Buscas una cura rápida y milagrosa que no implique hacer cambios positivos en tu vida
  • Lo único que quieres es que desaparezca el síntoma y no te interesa aprender a gestionar tus emociones ni revisar tus creencias inconscientes para vivir más plenamente
  • No deseas emprender un proceso de transformación personal que implique mirar hacia adentro
  • No estás dispuesta/o a invertir tiempo en ti y en tu bienestar
  • No quieres salir de tu zona de "confort" actual (pero pregúntate antes si es confortable donde estás ahora)
  • No padeces ninguna dolencia y lo que buscas es formarte para acompañar a otros (hay otras opciones para ti)

¿Hay que saber bailar?

NO es para nada necesario tener experiencia en trabajo corporal ni en danza ni facilidad para bailar. Tampoco necesitas estar en plena forma física, de hecho este método está pensado para personas con problemas físicos:

– Las propuestas de movimiento no son para hacerlo «bien» sino para promover una investigación personal
– Todas las propuestas son muy amables con el cuerpo y adaptables a todas las condiciones físicas
– Si tienes una enfermedad física crónica necesitas moverte para estar mejor, pero de una forma adecuada a tu condición física y que te enseñe a escuchar a tu cuerpo. Este es el lugar.

«Tal vez todos los dragones de nuestra vida
sean princesas que solo esperan a vernos alguna vez hermosos y valientes. Tal vez todo lo espantoso en su más profunda base sea lo indefenso, lo que quiere una ayuda de nosotros»​

Rainer M. Rilke