Sobre mí

Txell Prat - Danza Interior - Enfermedad y emociones

Txell Prat

Psicoterapeuta a través de la danza, creadora del método "La enfermedad como proceso creativo" y formadora

  • Máster en Danza Movimiento Terapia (DMT) por el departamento de Psicología de la Salud de la Universidad Autónoma de Barcelona (2003-2006)
  • Facilitadora de Movimiento Auténtico, el enfoque junguiano de la danzaterapia (desde 2006, practicante desde 2003).
  • Danzaterapeuta certificada del método de danza terapéutica Danza de la Vida (2002-2005)
  • En formación en Psicología Integrativa en el programa SAT.
  • Fundadora de Danza Interior en el año 2004.
  • Colaboradora como formadora en el Institut Gestalt de Barcelona, en el Curso de Introducción a la Danza Movimiento Terapia de la Universidad Autónoma de Barcelona y en varios diplomados de danzaterapia, arteterapia, psicoterapia corporal y facilitación de grupos en Latinoamérica.
  • Miembro Titular Registrado de la Asociación Española de Danza Movimiento Terapia (ADMTE)


Si te gustan los currículums clásicos, consulta mi CV completo, donde encontrarás más detalles sobre mi formación y experiencia.

Txell Prat - Danza Interior - Enfermedad y emoción - Enfermedades crónicas físcias

“Una enfermedad se vuelve creativa… cuando tienes el valor de permitirle que cobre todo su sentido. Entonces se transforma en tu mejor aliada para sanar tu vida.”

Soy Txell Prat y acompaño a personas con enfermedades físicas crónicas a resolver los conflictos emocionales inconscientes que hay detrás de su enfermedad, a través de la danzaterapia y otras herramientas.

A principios de 2011 me diagnosticaron artritis reumatoide, una enfermedad autoinmune degenerativa muy dolorosa e incapacitante. Cuando el médico pronunció esas dos palabras fue un shock para mí. Imagínate: para alguien cuyo mayor placer era la danza y que fue una de las pioneras de la danzaterapia en España…

Pero al mismo tiempo, solo unas milésimas de segundo después del shock, una vocecita interna saltó, tímida, de fondo:

“Pues, la verdad… ¡no me extraña!”

Y es que los seis meses anteriores al inicio de los síntomas habían sido muy intensos emocionalmente debido a una situación personal muy dolorosa, la guinda de un período de cinco años que habían sido muy duros a nivel vital y emocional.

A todo eso se le sumaron unos meses muy sobrecargados de trabajo (que, reconozcámoslo, me venían de perlas para no pararme a sentir) y en que estuve sometida a mucho estrés.

Hacía ya un tiempo que había tirado la toalla en mi proceso terapéutico personal, ya que había varios asuntos que no conseguía atravesar y había perdido la esperanza de poder llegar a resolverlos; me había resignado a vivir condicionada de esa forma. También debido a eso había decidido interrumpir mi trabajo como danzaterapeuta y me sentía muy perdida a nivel vital. Vivía porque tocaba, por inercia.

Tras el diagnóstico, viví varios meses como una víctima, enojada con la vida, con muchísimo miedo a la enfermedad y al dolor cada vez más intenso que tenía en todo el cuerpo… pero unos meses después, ante el dolor de mis manos y la forma en que se entumecían, surgió en mí la necesidad urgente de dejar que se expresaran esos síntomas, y lo hice a través del movimiento. Aparecieron las garras de un animal furibundo, un aspecto de mi sombra que anhelaba desesperadamente ser visto. Ese fue el germen de un solo de danza que vería la luz después de un año y medio de proceso creativo y terapéutico, y que decidí mostrar en público a principios de 2013.

Aquel proceso con la danza transformó radicalmente mi relación con la artritis reumatoide. La enfermedad empezó a cobrar una fuerza creativa tremenda, no solo como danza, sino a nivel vital. Impulsada por aquella fuerza empecé a poder enfrentar y atravesar, poquito a poquito, los temas emocionales que no había podido resolver anteriormente. Se renovó por completo mi relación con la danzaterapia y, al utilizarla conmigo misma, encontré mi propia forma de trabajar. Reconecté con un propósito de vida. Y ahora, en retrospectiva, no me cabe duda de que aquella danza que creé y dancé constituía, además, un “mapa” hacia la sanación con instrucciones muy claras. Ese ha sido el proceso terapéutico más potente de mi vida.

A raíz de aquel proceso personal tan potente y lo que había transformado en mí, emergió la necesidad de ayudar a otras personas que también estaban atravesando enfermedades, y desde finales de 2013 he estado reuniendo toda mi experiencia en danzaterapia con mi experiencia y búsqueda personal en relación con mi dolencia para desarrollar y perfeccionar un método con el que acompañar a otras personas a transformar la relación con sus enfermedades físicas crónicas y resolver los conflictos emocionales que hay detrás.

Si estás en esta web porque te han diagnosticado alguna enfermedad crónica, y de eso hace muy poco tiempo, sé que no vas a entender aún lo que te diré ahora, pero lo cierto es que la artritis reumatoide, al final, ha resultado ser una bendición. Ha sido una maestra que me ha devuelto mi fuerza y mi dirección en la vida. Era necesaria para mí para atravesar mis dificultades y crecer. Porque yo sola no me atrevía. ¡Y tú también puedes darle la vuelta a tu enfermedad!

Si has leído hasta aquí es porque seguramente tú también tienes una vocecita de fondo que te dice, tímida: “¡No me extraña!”. Y en el fondo sabes que una pastilla, aunque quizás te ayude a sobrellevar los síntomas, no te va ayudar a recobrar tu vida y a sanarte de verdad, también a nivel emocional.

Lo que te ofrezco es acompañarte a través de un enfoque terapéutico y creativo que abarca mente, emoción, cuerpo y espíritu, para que tú también logres darle la vuelta a tu enfermedad y recuperes tu poder vital, no a pesar de ella, sino a través de ella.

Si todo esto te resuena de algún modo, aunque no entiendas aún por qué, ni cómo, ni si es para ti, y aunque experimentes cierto miedo ante lo que propongo aquí, te invito quedarte un rato y a seguir explorando la web.

Si quieres que estemos en contacto puedes inscribirte a la newsletter al pie de página, donde compartiré contigo artículos que te ayudarán a entender tus síntomas y a encontrar vías para influir en tu salud. También si lo deseas puedes escribirme a mi mail personal txell@danzainterior.com.

Bienvenida. Bienvenido.

Txell Prat